¿De dónde proviene la musicoterapia?

Desde hace unos años está comenzando a estar muy de moda una disciplina que aúna los beneficios psicológicos que se pueden obtener a través de la música con su aplicación como terapia para trabajar distintas patologías o como prevención de distintas afecciones : la musicoterapia.

Pero no es algo nuevo en absoluto. La música ha estado presente desde el comienzo desde los albores de la Humanidad. No se conoce ninguna cultura en la que no exista ninguna manifestación musical, por lo que es de suponer que la música nos ha acompañado siempre. Incluso se especula no sin falta de fundamento, sobre si la música fue anterior al desarrollo del lenguaje.cropped-cropped-logoredespsycorchea400.png

A pesar de no ser una necesidad primaria es una de las manifestaciones artísticas a las que se le ha dado importancia en todas las épocas y civilizaciones. La música es un medio con el que expresar no sólo emociones, sino también en el contexto de la cultura, una forma de expresar los propios valores y rituales.

A pesar de que la música evoca significados diferentes en cada persona y por tanto en cada cultura, en lo que sí que se está de acuerdo es en que la música tiene un poder manifiesto sobre el comportamiento de todos los seres vivos. Esto se debe principalmente a que las vibraciones que produce la música afectan a todo ser viviente.

Ya desde el antiguo Egipto hace más de 4500 años, se tiene constancia de la importancia que le atribuían a la música como elemento terapéutico. Parece ser que tenían una melodía especialmente destinada a aumentar la fertilidad en la mujer que la cantaba o simplemente escuchaba. También se sabe que tenían un repertorio de fórmulas sonoras mágicas para curar distintas enfermedades.

Y como no podía ser menos, en la Antigüedad clásica Homero, Platón , Aristóteles y Pitágoras describieron las bondades de la música sobre nuestra salud. Fueron los primeros en aplicar sistemáticamente la música como medio curativo o preventivo, siendo los precursores de la musicoterapia.

Para Homero la música se nos concedió por los dioses para alegrarnos, pero también para aplacar las perturbaciones del alma y del cuerpo.

Pero realmente importantes fueron las aportaciones de Platón y Aristóteles, que consideraban como higiene mental las propiedades curativas de la música. Así, Platón consideraba imprescindible que los jóvenes practicaran música para prevenir enfermedades o desequilibrios y para tratarlos cuando estos aparecieran.

De hecho, los modos griegos, que son organizaciones de sonidos descendentes que están a una distancia de tono o medio tono entre los siete sonidos que lo conforman, así como los distintos géneros musicales, encerraban un determinado poder moral. Los modos griegos establecen la fundamentación teórica de los que son nuestras escalas musicales.

Los griegos consideraban de vital importancia que se cantaran canciones a los bebés desde la cuna para su desarrollo y educación. Además recomendaban cantar y bailar para ayudar a solucionar problemas psicológicos.

Por otro lado Pitágoras utilizaba lo que él llamaba “medicina musical” para tratar a enfermos mentales. Además los pitagóricos utilizaban ciertas melodías para liberarse de las preocupaciones cotidianas, entrando en un estado de relajación. Así mismo utilizaban otras melodías para activarse.

Dando un salto sobre el oscuro periodo medieval, nos encontramos a un gran médico del Renacimiento : Paracelso, que utilizaba la música como mediación entre cuerpo y mente. Nace en este momento probablemente la medicina psicosomática, aquella que acepta que existe una influencia de la mente sobre el estado de salud del cuerpo y viceversa.

En 1786 se produce un hecho muy transcendente, se introduce la aplicación de la música en el ámbito hospitalario por Benjamin Rush, obteniendo bastantes avances.

Pero el mayor hito para el desarrollo de la musicoterapia llega con Jean-Étienne Esquirol, psiquiatra que impulsa la investigación sistemática de los efectos fisiológicos y psicológicos de la música sobre las personas.

Actualmente existen diversos planes formativos en distintos países para el estudio y promoción de tan noble disciplina como es la musicoterapia.

Si te ha gustado este artículo y quieres ser el primero en recibir cada publicación nueva directamente en tu correo, suscríbete al blog en la parte derecha de esta página. 100% libre de spam.

Esther Canales Castellanos. Psicóloga Experta en Coaching PsEC y Economista.

Autora del libro ” Psycofullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena”, donde aprenderás técnicas de coaching para aprender a fijar y conseguir tus objetivos en el trabajo,y trazando planes adecuados.

Puedes encontrar mi libro a través de Amazon, donde podrás comprarlo con todas las garantías y un servicio de entrega a domicilio y atención al cliente excelentes.

Lo puedes adquirir en dos formatos.

En papel, pinchando en el siguiente enlace:

Psycofullness. Psicologia Positiva y Coaching.: Para una vida más plena.

En formato ebook, pinchando en este otro enlace:

PsycoFullness, Psicología Positiva y Coaching.: Para una vida plena.

Esther Canales

Psicóloga colegiada experta en coaching PsEC , PNL e Inteligencia Emocional, Economista y profesora de piano. Creadora también de las webs: psycofullness.com sobre psicología positiva y coaching. psycosmedia.com sobre marketing online.

Deja un comentario